Make your own free website on Tripod.com
Prácticas de Orientación Educativa
UNIDAD 2 PERFIL DEL ORIENTADOR

HOME

UNIDAD 1 ENCUADRE A LA ASIGNATURA ORIENTACIÓN EDUCATIVA, SUS PRÁCTICAS
UNIDAD 2 PERFIL DEL ORIENTADOR
UNIDAD 3 TRABAJO EN GABINETE
UNIDAD 4 TRABAJO CON LA COMUNIDAD EDUCATIVA
UNIDAD 5 EVALUACIÓN Y ORIENTACIÓN EDUCATIVA
UNIDAD 6 ESTUDIOS DE CASOS POR ÁREAS
BIBLIOGRAFÍA

Actitud de atención y escucha

El Orientador Profesional puede ser pedagogo, psicólogo o psicopedagogo, así como profesores, familia, amigos, etc., como orientadores informales.

 

CUALIDADES PERSONALES

ACTITUDES

$    Saber observar y escuchar

$    Poseer madurez afectiva y equilibrio interior

$    Ser objetivo e imparcial

$    No ser agresivo ni autoritario

$    Poseer capacidad de empatía

$    Aceptara al alumno y comprenderle

$    Ser cordial, afable y accesible

$    La intimidad del entrevistado

$    Ser sincero, paciente y sereno

$    Ser prudente y guardar el secreto profesional

û       Típica:

o       DIRECTIVA

§   Tradicional

§   Autoritaria

o       PERSUASIVA

§   Elección formada y dirigida por el Tutor

ü       Se sugieren:

o       NO DIRECTIVA O PERMISIVA

§   Aceptación

§   Comprensión

§   Respeto

§   Desarrolla el potencial

o       INFORMATIVA

§   Recopila datos

§   Interrogativa

o       INTERPRETATIVA

§   Comprensión del sentido profundo de las palabras, gestos, silencios, etc., del entrevista

o       VALORATIVA

§   Valoración del sujeto o de determinados hechos o situaciones

 

 

Según Dinkmaker, citado en Lázaro (1987), el orientador debe tener como cualidades la sensibilidad y la capacidad para:

 

  1. Hacerse cargo de las necesidades y formularlas conceptualmente dentro de teorías y sistemas adecuados.
  2. Ayudar a los alumnos y otras personas a detectar y satisfacer sus propias necesidades y alcanzar sus metas.
  3. Trabajar con grupos ayudando a sus miembros individualmente a tomar conciencia de sus propios recursos, de las condiciones de la comunicación eficaz y de la dinámica del cambio.
  4. Transmitir sus conocimiento y habilidades para sentir y analizar las necesidades, mejorar la comunicación y facilitar el cambio.
  5. Crear una atmósfera de colaboración, flexibilidad, modificación y estímulo para la participación.

 

Las actitudes del orientador vocacional son determinadas por la concepción de su mundo interno y la influencia de dicha concepción sobre su tarea, es decir, su identidad.

 

Por su parte, Bohoslavsky analiza la relación entre la identidad del orientador y su encuadre de trabajo cono táctica para poner en orden las cosas.

 

El encuadre como protección, tiene la función de aclarar la percepción de los conflictos y los duelos personales del Orientador, ligados a las elecciones ocupacionales.

 

Aunque se dice que el Orientador debe identificarse necesariamente con el otro, para operar de un modo psicológicamente adecuado debe tomar la distancia adecuada designada como disociación instrumental, para observar, pensar y operar con efectividad profesional.

 

La estrategia clínica implica la articulación operativa entre estrategia, táctica (encuadre), técnica (instrumentos) e ideología que sintetiza ver, pensar y actuar.

 

El Orientador como profesional adulto, es depositario de múltiples personajes y objetos internos del adolescente y sus fantasías acerca de las carreras. Al mismo tiempo, el Entrevistador manifiesta una contra-transferencia y una contra-identificación proyectiva, que depende de que asuma una identidad ocupacional madura reparatoria, es decir, el Orientador Vocacional intenta reparar los objetos internos a los que renuncia el adolescente al ayudar al entrevistado a elegir una carrera y desechar otras.

 

Operará bien en un vínculo progresivo (sano) de reparación depresiva psicoprofiláctica, y mal si el vínculo es regresivo (enfermo) con una seudoreparación (maníaca, compulsiva, melancólica) desvirtuando el encuadre hacia la situación terapéutica de curación. Esto es, la tarea es exitosa cuando funciona como un interjuego o situación de investigación conjunta.

 

Las funciones generales del Orientador son:

 

ü      La coordinación, planificación y organización.

ü      El diagnóstico psicopedagógico.

ü      El asesoramiento.

ü      La intervención en las diversas áreas.

ü      La intervención con los distintos agentes.

ü      La evaluación.

ü      La investigación.

 

Sus funciones específicas son:

 

$    CON LOS ALUMNOS. Integrarlos a su nivel escolar, favorecer la información profesional, personalizar la enseñanza-aprendizaje, atender la diversidad, evaluarlos, favorecer el desarrollo integral de su personalidad.

 

$    CON LOS PADRES. Establecer relaciones fluidas con las familias informando e implicándolo en actividades de aprendizaje y orientación de sus hijos.

 

$    CON LOS DOCENTES. Colaborativa en la acción y en la introducción de contenidos de orientación en las diversas áreas académicas.